Sin categoría|

Quiero iniciar este mensaje agradeciendo y exaltando la labor de nuestro fundador y miembro de Junta el Padre Antonio José Sarmiento quien estuvo como presidente por 10 años y quien ha inspirado el norte de esta barca de la solidaridad en la cual todos los que hacemos parte de esta familia nos hemos aventurado.

El año 2020 fue un año de contrastes por un hecho histórico que sin duda marcó nuestros caminos, no solo como organización sino también en nuestros entornos familiares y en nuestra propia vida, invitándonos a una introspección frente al papel de ayudar a los demás y de nuestro lugar en el mundo, por eso quiero dejarles esta reflexión personal compartida con aquellas personas que tengo en el corazón y que espero puedan ser inspiradoras para ustedes. Juan Pablo II decía “Es verdad que la humanidad atraviesa un momento difícil… Con harta frecuencia la honradez, la justicia y el respeto de la dignidad del hombre deben marcar el paso o terminan por sucumbir. A pesar de todo, nosotros estamos llamados a vencer al mundo con nuestra fe” y cerraría agregando “dime cuáles son tus obras que yo con mis obras te demostraré mi fe”.

Día a día somos llamados para que desde las organizaciones tanto privadas, públicas, sociales y académicas contribuyamos en el marco de la corresponsabilidad con nuestros vecinos, con nuestro prójimo. El llamado que nos hace esta pandemia en el marco de la solidaridad, es evidente y requiere de corazones valientes despojados de sí, para venir ayudar, y esto lo puedo ejemplificar con el trabajo que realizaron nuestros 14 voluntarios internacionales y nacionales, nuestros 92 voluntarios virtuales, y los más de 58 voluntarios organizacionales quienes dejaron algo de sí para darlo a los demás.

Quiero cerrar  agradeciendo a la Junta Directiva de la Fundación, al equipo de América Solidaria Internacional y a nuestras filiales amigas en los 8 países donde estamos presentes, al equipo de América Solidaria Colombia, a nuestras fundaciones aliadas, a los voluntarios y en especial a nuestros financistas en especial a Falabella Financiero por creer que los niños, niñas y adolescentes de Colombia son el camino para descubrir la vacuna de la solidaridad que necesita nuestro país y como dice nuestro fundador en Chile Benito Baranda “todo con ellos, nada sin ellos”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window