Noticias|

Este mes, después de casi un año de pandemia, aislamiento y fronteras cerradas, logramos visitar Misión Chaqueña y Embarcación, las localidades de la Provincia de Salta con las cuales estamos trabajando desde agosto del 2020. El proyecto que llevamos adelante allí, junto a nuestro socio territorial Fe y Alegría, es “Cosechando Comunidad” y está orientado a desarrollar, junto con referentes territoriales, estrategias comunitarias de gestión alimentaria que contribuyan a mejorar la situación nutricional de las personas que participan del proceso.

Después de un viaje de aproximadamente cuatro horas desde Salta Capital hasta Embarcación, nos adentramos aproximadamente 45 minutos más por un camino de tierra para llegar a Misión Chaqueña, en donde estuvimos toda la tarde visitando algunos puntos importantes de la comunidad. Primero, estuvimos en la salita de salud conversando con el Doctor Rodolfo Franco acerca de la situación actual de la comunidad en términos de gestión alimentaria y las posibilidades de generación de huertos de autoconsumo. Luego, estuvimos con el maestro Alcides Palacios y su grupo de compañeros conociendo el lugar en donde se gesta el espacio de apoyo escolar con enfoque intercultural bilingüe (EIB) dirigido a niños y niñas con sobreedad de la comunidad. Por último, visitamos junto a Leonardo Pantoja, la huerta comunitaria que están trabajando en el terreno de lo que será, en un futuro, la Universidad del Monte. Allí pudimos comprobar la fertilidad de la tierra en la que en la temporada pasada se cosecharon 400 zapallos que fueron distribuidos a diferentes merenderos y que en esta época está comenzando a dar sandías y otros frutos.

Esta visita permitió afianzar los vínculos y alianzas que veníamos construyendo desde el año pasado y, a partir de las conversaciones y visitas a los distintos espacios de la comunidad, no sólo reafirmamos la urgencia de aportar en este territorio, sino que nos fue posible visualizar que las acciones que venimos proyectando y que surgieron de diversas instancias de diagnóstico (como la generación de un huerto, el trabajo en estrategias de mejoramiento de hábitos nutricionales y la consideración de un aporte para la consolidación de un espacio de apoyo escolar), no solo conversan con lo que la comunidad desea, sino que tienen una buena recepción en las distintas referencias territoriales que nos permitirá construir una base más sólida para este proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window