Noticias|

A finales de marzo, cuando el gobierno haitiano anunció el Estado de Emergencia Sanitaria, surgieron muchas inquietudes. La población miraba con desconfianza el sistema de salud actual y la preocupación latente era que el país no consiga hacer frente a la pandemia, sin embargo, hubo quienes hicieron preguntas que parecían más urgentes; ¿cómo implementar y permanecer en cuarentena cuando la realidad indica que la necesidad obliga a salir todos los días para buscar sustento económico y apoyar a la familia?

En América Solidaria también nos hicimos esta pregunta. A su vez, entendimos que debíamos pensar estrategias que nos permitieran colaborar con el control en la propagación de la enfermedad, sensibilizando a la población y ofreciendo alternativas de protección personal, familiar y dentro de las comunidades. Así, con el apoyo de Manos Unidas, pudimos implementar un proyecto de emergencia cuya finalidad fue contribuir al fortalecimiento de las capacidades locales para garantizar el bienestar y la protección de niños y niñas de las zonas de Croix-de-Bouquets, Cité Soleil y Les Cayes.

Con la colaboración de nuestros socios territoriales, 1000 familias recibieron kits que contenían equipo de higiene, desinfectante, vitaminas y especialmente mascarillas, debido a que su uso aún no estaba ampliamente difundido en la población, ya habiendo transcurrido dos meses desde la aparición de los dos primeros casos de Covid-19 en Haití. Asimismo, fueron distribuidos 1000 kits educativos que permitieron a niños y niñas continuar desarrollando aprendizaje desde casa supervisados ​​por sus padres. 

Sumado a lo anterior, fueron instalados en las comunidades, grandes lienzos con mensajes de concienciación sobre el buen trato hacia los niños y las niñas que se quedaron en casa, invitando a los padres a cultivar la paciencia y el amor hacia sus hijos, y otros mensajes sobre la práctica de respeto y humanidad hacia cualquier persona sospechosa de tener la enfermedad.

La pandemia nos ha demostrado que ante la vulnerabilidad de millones de familias, es necesario y urgente poner en marcha uno de los principales pilares de nuestra fundación, dejando de manifiesto que incluso en tiempos de confinamiento la solidaridad debe continuar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window