Internacional|

El programa, desarrollado por América Solidaria y Fundación Caserta, promueve el uso de internet y redes sociales como una herramienta de aprendizaje. 

Una de las principales falencias que se han visibilizado con la educación en línea es la inequidad en el uso y el acceso de las tecnologías de la información por parte de los docentes de América Latina. Muchos de ellos se están enfrentando por primera vez al uso de herramientas tecnológicas para realizar sus clases virtuales, debiendo -en algunos casos- aprender sobre la marcha y por iniciativa propia. 
 

Para contribuir a disminuir esas brechas, América Solidaria y Fundación Caserta están desarrollando un curso piloto orientado a profesores de Latinoamérica que busca contribuir al fortalecimiento de la labor educativa en el escenario actual, a través de la promoción en el uso de las tecnologías de la información (TIC) y el desarrollo socioemocional de los docentes. 

“La educación virtual hoy es una realidad. Y los/las profesores y profesoras deben formarse para poder reaccionar ante ella y poder acompañar el proceso de aprendizaje de sus estudiantes”, comenta Daniela López Vallejo, Coordinadora de Educación en Solidaridad Global de América Solidaria México.

 

En total son 30 docentes de 8 países (México, El Salvador, Perú, Colombia, Haití, Argentina, Uruguay y Chile), quienes durante 8 semanas podrán acceder a módulos lectivos y no lectivos, foros de conversación y clases grupales donde los profesores compartirán experiencias con sus compañeros provenientes de otras naciones.

El curso incluye distintos módulos teórico-práctico. Uno de ellos, conocido como “Redes sociales al servicio de la educación” busca promover entre los docentes el uso de estas plataformas como una herramienta de aprendizaje, aprovechando el conocimiento que de ellas tienen los escolares.

“Las nuevas generaciones no han conocido el mundo sin Internet, por eso la importancia de incluir estas plataformas en la educación. A través de la alfabetización digital y la incorporación de redes sociales en el aprendizaje podemos formar docentes creativos e innovadores que tengan las habilidades para modificar sus métodos de enseñanza en este nuevo escenario y acercarse de mejor modo a sus estudiantes”, comentan desde Fundación Caserta.

Una vez finalizada la primera etapa de este curso piloto se espera ampliar a una segunda fase con un nuevo número de docentes, el cual podría iniciar en el mes de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window