Historias cruzadas: Un corazón colombiano, un corazón peruano

Perú
Un 27 de enero de 2014 llegó desde las hermosas tierras colombianas, una joven psicóloga, llena de sueños, pasiones y ganas a nuestra querida Lima. Nahual (conocida con cariño como Nahu) fue seleccionada para liderar la conformación del Equipo de Apoyo Especializado en uno de los proyectos que busca contribuir al desarrollo psicológico y social de niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo y que América Solidaria fortalece en El Agustino. En esta entrevista Nahual comparte con nosotros parte de su experiencia como profesional voluntaria colombiana en el Perú.

– ¿Nahu, qué te motivó para dedicar un año de tu vida a trabajar como voluntaria?

Desde muy pequeña siempre me ha gustado trabajar con comunidades, en especial con niñas, niños y jóvenes. Cuando conocí América Solidaria, me encantó la idea de poder proporcionar herramientas que permitan mejorar la calidad de vida de los demás. Adicionalmente, me gustó también el desafío de darnos la mano entre países, el saber que yo iría a Perú a apoyarlos y del mismo modo vendrían peruanos a apoyarnos a nosotros en Colombia, me conmovió, así es como realmente se borran las fronteras y nos convertimos en verdaderos hermanos, yo vengo a ayudar a mis hermanos y mis hermanos vienen a ayudarme a mí.

– Ahora que has estado trabajando en este proyecto, ¿cómo ves el aporte que puede hacer en la superación de pobreza y la exclusión el modelo de cooperación de América Solidaria?

A veces las personas creen que para combatir la pobreza hay que hacer algo muy grande, sin embargo, dejamos de lado el trabajo cercano tan necesario, ese trabajo que va desde el aquí y el ahora. Yo me he dado cuenta que lo más importante es llegar al núcleo de todo y eso es la familia. Si cambiamos la dinámica de las mismas y les hacemos entender que la pobreza es una situación transitoria, veremos que podremos superar ese y otros problemas como por ejemplo la violencia. Si cambiamos esa mentalidad y nos enfocamos en lo que realmente es importante como el cariño, el respeto, los valores, podremos ser felices, y ser felices, al fin y al cabo eso es lo que todos buscamos.

– Desde tu experiencia y perspectiva: ¿cuáles son los grandes desafíos en superación de pobreza?

Por un lado, cambiar la mentalidad de las personas que se encuentran en esa situación, recalcarles que es sólo una condición transitoria y que al margen de ella todos tenemos la capacidad de superarnos y transformarnos. Y por otro lado, hacer un llamado al Estado para que se dé cuenta de la importancia de cubrir las necesidades básicas de la población que se encuentra en situación de pobreza.

– ¿Qué reflexión final quisieras compartir con quienes lean esta entrevista?

El voluntariado profesional realmente es una gran experiencia de vida y valiosa oportunidad, te hace crecer no solo como profesional sino también como persona, desarrolla en nosotros un amor especial por el país que nos acoge y su gente. Lo más maravilloso de ser voluntario profesional es tener la posibilidad de acercarte al otro, de corazón a corazón, tú te acercas al de él y él al nuestro.