Guatemala: Informe de DDHH critica exclusión de pueblos indígenas

Guatemala
Ocho de cada 10 niños indígenas guatemaltecos padecen desnutrición crónica, indica la Unicef. Una realidad que en América Solidaria queremos transformar.

Altos índices de violencia, inseguridad y exclusión social para los pueblos indígenas. Es el duro retrato que entrega el reciente informe publicado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), “Situación de Derechos Humanos en Guatemala: Diversidad, Desigualdad y Exclusión“.  En el texto, junto a los problemas ya citados, se añade un hecho especialmente preocupante: la reaparición de las desapariciones forzadas de personas, ya no a manos del ejército, sino del crimen organizado.

Como anota el diario El País, la desigualdad y exclusión se ven agravadas por la explotación de territorios ancestrales y el resurgimiento de prácticas como la intervención del Ejército en tareas de seguridad ciudadana.

En este panorama, los niños también se ven perjudicados. Ocho de cada 10 niños indígenas sufren desnutrición crónica, afirma la Unicef. Esta es una problemática social grave y profunda; afecta la salud y el desarrollo integral del ser humano, de esta manera a los/as niños les impide crecer de manera sana y desenvolverse en igualdad de oportunidades con otros niños y niñas del mundo.

captura video Guatemala - Honduras

Frente a esto, en América Solidaria estamos desarrollando desde 2013 el proyecto “Huertos familiares, comunitarios y educativos para el autoconsumo en Centroamérica” junto a Hábitat para la Humanidad Guatemala, Fe y Alegría Honduras, además de la colaboración de CIASPE México, y FOSIS Chile.

Esta iniciativa, financiada por el Fondo Chile (PNUD) busca mejorar la calidad de vida de comunidades de Guatemala y Honduras, a través de la implementación y/o mejoramiento de sus huertos y hábitos alimenticios.

Comenzamos a trabajar hace tres años en Guatemala, específicamente en la comunidade de Macalajau, y hace dos años en El Canaque (Guatemala), y en Honduras, en las comunidades de Triunfo de la Cruz y Arena Blanca. Allí, las familias han cultivado alimentos que complementan su dieta y les permite optimizar sus recursos. Hasta ahora se han beneficiado cerca de 2000 personas de manera directa e indirecta con 180 huertos familiares, 9 comunitarios y 2 educativos.

Te invitamos a conocer más de estos proyectos a través de los siguientes videos:

Para leer el informe de la CIDH: Clic aquí.