El nuevo éxodo latino: de Colombia a Chile

Internacional
Un excelente reportaje de Connectas.org nos entrega un amplio panorama de la migración colombiana hacia tierras chilenas: historias de trabajo, esperanza y sueños, pero también de dolor, discriminación y racismo.

“Un nuevo muro para la integración latinoamericana emerge en la frontera norte de Chile. Xenofobia, abuso de autoridad y una creciente mafia de coyotes para sortear los limítrofes campos minados, son el panorama que enfrentan quienes quieren llegar por tierra al país austral para establecerse allí. La dureza de los controles se aplica en especial a los viajeros provenientes del Pacífico colombiano, una de las zonas con mayor desplazamiento del continente, por motivos de violencia y desigualdad económica”. Así comienza el reportaje “El nuevo éxodo latino: de Colombia a Chile“, un trabajo realizado en conjunto por El Mercurio de Antofagasta y el portal latinoamericano Connectas.org, cuya calidad le hizo acreedor al Premio “Pobre el que no Cambia de Mirada” 2015,  en su categoría Mejor Producción Digital.

La nota, que cuenta con galerías de fotos y videos, revisa el tema desde sus inicios en la ciudad colombiana que genera más desplazamientos, Buenaventura, “cuyos habitantes huyen de la pobreza y la violencia causada por el narcotráfico hacia la que consideran la nueva tierra de las oportunidades”. El texto agrega que “con el voz a voz de buenos horizontes, la ola de colombianos creció exponencialmente y hoy ya son un cinco por ciento de los habitantes de la ciudad de Antofagasta, el principal punto de llegada”.

La situación de los migrantes en esta ciudad del norte chileno, donde se los acusa hasta del incremento de las infidelidades, es abordada por uno de los nuevos proyectos de América Solidaria en Chile, junto al Servicio Jesuita a Migrantes (SJM).  La iniciativa, que cuenta con la participación de la voluntaria norteamericana Alejandra Orellana y la peruana Mónica Martínez, busca fortalecer el Programa Laboral y Jurídico dentro del SJM, ayudando así a mejorar la atención ofrecida.

Para leer completo el reportaje de Connectas.org, haz click aquí.