América Solidaria Chile te invita a encontrar tu papel en la vida de los niños y niñas del continente

Chile
Bajo el lema #TuPapelEnSuVida, América Solidaria lanza una nueva campaña de sensibilización, que busca movilizar y comprometer a más personas con su causa.

La organización internacional dio inicio a una nueva campaña de sensibilización en el país. El objetivo es movilizar a la sociedad, y erradicar la inferencia que existe frente a los niños y niñas más vulnerables de Chile y el continente. Para ello, lanzó un vídeo viral con la Historia de Ana, una niña de 8 años que se muestra en dos mundos paralelos, y que necesita que encuentres #TuPapelEnSuVida.

Es una invitación a movilizarte contra la injusticia y la vulneración de los derechos de los niños y niñas, y a comprometerse con un cambio social que necesita el apoyo de todos y todas. América Solidaria trabaja hace más de 15 años en la superación de la pobreza infantil, y lo hace a partir de un modelo de colaboración donde cada actor de la sociedad adquiere un papel. Es por eso, que esta campaña también toma fuerza a partir de una cadena de favores, donde puedes invitar a otros y otras a decir cuál es su papel en la vida de los niños y niñas del continente.

“No podemos permitir que nuestra infancia sea invisibilizada e ignorada. Cada niño y niña es un tesoro, y estamos invitados a cuidarlos/as. Esto se va logrando en la medida en que seamos capaces de ser humildes, rigurosos y amorosos, no solo con nuestros hijos/as sino con todos los niños y niñas. Debemos darles voz y entregarles las herramientas que necesitan para la vida, garantizando sus derechos”, dice Benito Baranda, Presidente Ejecutivo de América Solidaria Internacional.

En Chile y el continente hay millones de historias como la de Ana, y a menos que todos y todas se hagan cargo de la inequidad, en el año 2030: 167 millones de niños y niñas vivirán en la extrema pobreza; 69 millones menores de 5 años morirán de aquí al 2030: y 60 millones de niños y niñas en edad de asistir a la escuela primaria seguirán sin escolarizar (UNICEF, 2016).

Por esta razón, es necesario que todas las personas se involucren y encuentren su papel en la vida de los niños y niñas. El llamado es a conocerlos/as, a ser inclusivos y cambiar actitudes cotidianas o más profundas que estén dentro de las posibilidades de cada uno/a, pero que permitan construir una América más justa, solidaria e igualitaria.