Perú 30-11--0001

América Solidaria y la Transición Demográfica: oportunidad o amenaza

Latinoamérica y el Caribe atraviesan una fase de profundas transformaciones demográficas que se denomina transición demográfica. Durante este período, se crea un contexto especialmente favorable para el desarrollo en la medida en que aumenta el peso relativo de las personas en edades potencialmente productivas y disminuye el de las personas en edades potencialmente inactivas.

A esta etapa se la identifica como bono demográfico o ventana demográfica de oportunidades, en alusión a las posibilidades que la coyuntura demográfica ofrece para un incremento de las tasas de crecimiento económico per cápita y, por ende, de los niveles de bienestar de la población. Se abre la posibilidad de aprovechar el bono demográfico mediante inversiones en educación de las generaciones jóvenes, así como también representa una posibilidad única de prepararse para los desafíos que planteará el envejecimiento de la sociedad.[i]

La transición demográfica es un proceso histórico de larga duración, de alrededor de 30 años a lo menos, su inicio varía según el país, así como al interior de cada país según la provincia. En el Perú, por ejemplo, como en cualquier país de Latinoamérica y el Caribe, no todas las provincias se encuentran en el mismo nivel de transición demográfica, hay algunas que ya iniciaron esta ventana de oportunidades y otras aún no[ii].

Pero depende del nivel de aprovechamiento que los Estados, las empresas y las Organizaciones Civiles puede desarrollar durante este tiempo a favor del futuro de un país. Por tanto, la transición demográfica puede ser, una ventana de oportunidades o un muro de amenazas.

Es urgente y necesario invertir lo más que se pueda, y con certeza, en generar todas las oportunidades posibles para el fortalecimiento de las generaciones jóvenes. Siendo así, se convierte en una ventana de oportunidades. Los resultados en mediano plazo se verán en la disminución de la presión sobre los servicios públicos (educación, salud, pensiones, etc.), se pueden reorientar los recursos, ampliar cobertura, mejorar la calidad, y disminuir brechas sociales. Definitivamente disminuyen problemáticas asociadas a los y las jóvenes (violencia, drogas).

La mayor desventaja en este escenario posible, sería la menor representación política de los jóvenes, lo que podría deteriorar su capacidad de incidencia en las agendas públicas de los países y de la región latinoamericana[iii].

Nuestra tarea es propiciar las condiciones para que estas oportunidades se den a favor de las generaciones más jóvenes, nuestra tarea es fortalecer esta red solidaria para el desarrollo y la superación de la pobreza entre Estado, Empresa y Organización Civil, nuestra tarea es abrir con ellos y con los más jóvenes nuevas rutas de desarrollo, integración y solidaridad.


[i] Vea: Panorama Social de América Latina CEPAL 2008 pp.171 En: http://www.eclac.org/publicaciones/xml/2/34732/

PSE2008_Cap3_BonoDemografico.pdf

[ii] Vea el gráfico: http://perueconomico.com/uploads/0000/7369/16.jpg ; y tómese en cuenta el primer estudio que se ha realizado en América Latina sobre transición demográfica para ámbitos sub-nacionales:http://www.unfpa.org.pe/publicaciones/publicacionesperu/Programa-Conjunto-JEM-Bono-Demografico-Regional.pdf

[iii] Vea: La Juventud en Iberoamérica: tendencias y urgencias CEPAL 2007. En:

http://www.oij.org/documentos/doc1202813603.pdf

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web