México 14-08-2109

Algunos testimonios de nuestro/as voluntario/as

Javiera, Agustina y Joaquín, son voluntario/as profesionales que han sido o continuan ejerciendo el voluntariado en México. ¿Cómo lo han vivido?

JOAQUIN - Uruguayo voluntario en el Estado de México

Al momento de hacer una reflexión como voluntario, diferenciaría dos formas de ver la   experiencia; por un lado, lo estructural de proyecto, con sus objetivos generales y específicos, niveles de incidencia, números de partida, marco teórico, la relación con el socio-territorial, y otras cuestiones. Y por otro, el cúmulo de emociones y sentires que vamos transitando. Vamos conectado con nuestras otras experiencias en terreno y con las expectativas creadas al momento de saber que estaríamos un año – más o menos – en un lugar que puede ser culturalmente muy diferente.

“Reconstrucción del Tejido Social desde la Comunidad Educativa” en su primer año, transitó por tres etapas: llegada de voluntario/as y diagnóstico social; análisis y sistematización de diagnóstico con devolución de las propias instituciones educativas; planificación e implementación de propuestas. En estas tres etapas, se lograron entablar diferentes compromisos a niveles institucionales y personales con quienes estuvimos trabajando, que han llevado a repensar en conjunto nuevos caminos y desafíos.

Haciendo un paneo de lo vivido y lo aprendido durante este año, desde lo emocional, comprendí  lo importante que es darse la oportunidad de encontrarse en otros espacios y contextos a los que ya estamos familiarizados; situaciones nuevas, desconocidas, a lo expectante, a la ignorancia en muchos sentidos. De nuevas experiencias nutrimos nuestro saber que le dará sentido a nuestro camino, y el voluntariado profesional en Ecatzingo de Hidalgo, Estado de México, fue eso para mí. Teniendo en cuenta que coincida o no, con procesos que venimos trabajando hace un montón a nivel personal.

El ejercicio de repensar a fin del día sobre nuestros encuentros con las personas, nos permite comprender un poco más nuestra presencia en espacios que a veces nos cuesta encontrarnos. Habitar el espacio, transformarlo en algo que a nosotras nos agrade, porque no es sólo una “experiencia”, es realmente estar viviendo en otro lugar, con infinitas oportunidades. Hay que ser conscientes de esto y sentirse muy presente.

Me alegra mucho haber tomado la decisión, me llevó a lo más sincero. 


AGUSTINA - Argentina voluntaria en el Estado de Nuevo León

El voluntariado profesional es una oportunidad para compartir lo que cada uno/a tiene para dar y enriquecerse del encuentro con otras personas, historias, y culturas. Es una forma de poder trabajar para superar las situaciones de vulnerabilidad de los niños y niñas trabajando en conjunto con las comunidades y generando redes locales para fortalecer las oportunidades que estas tienen.

Es una experiencia desafiante a nivel profesional, pero principalmente a nivel personal. En un año atraviesas miles de sentimientos. Es un trabajo que te moviliza muchas emociones pero que te hace sentir muy vivo/a. Se van generando muchas preguntas y reflexiones, que puedes compartir con tus compañeros/as para ir encontrando, o no, respuestas.

Estoy muy agradecida de aprender de todas las personas y situaciones con las que me voy encontrando, y de poder ser parte de la transformación de algunos mundos de la mano de América Solidaria.

Agustina Zerbinatti / Voluntaria del proyecto “Aprendamos Jugando”


JAVIERA - Chilena voluntaria en el Estado de Nuevo León

Hace casi más de seis meses que comencé esta tremenda aventura de ser “profesional voluntaria” ha sido un intenso pero mágico viaje tanto personal, espiritual y profesional. Durante esta experiencia que me ha hecho salir de mi zona de confort al 100% me he podido dar cuenta y valorar tantas cosas que antes las tenia naturalizadas como “lo normal” y que ahora puedo decir que son privilegios que solo unos pocos pueden llegar a tener. Pero lo que mas rescato de lo que estoy viviendo es la posibilidad de compartir con personas que jamas pensé conocer y aprender de ellos/as su valor y entereza para afrontar las adversidades que la vida les ha puesto en el camino. Uno a veces se mete tanto en la dinámica que te impone la sociedad que se nos olvida apreciar y disfrutar las cosas que realmente son importantes en la vida. 

Quiero agradecer profundamente a la vida por esta oportunidad, si bien han habido momentos difíciles y otros de felicidad infinita creo que el balance ha sido positivo y estoy convencida que mientras más personas estemos comprometidas con las causas sociales el mundo será más justo y equitativo para todos y todas.

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web